Buscando artículos etiquetados con " Pasear y ver"

Memoriales contra el olvido

Berlín, 24 de marzo de 2014
INFO@itineri.de

A pesar de los muchos años transcurridos desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la Alemania heredera de aquella que desencadenó el conflicto, continúa honrando a las víctimas de la barbarie nazi. Son decenas los monumentos, placas, esculturas y espacios diversos que, por todo el país, recuerdan el horror que los nacionalsocialistas extendieron dentro y fuera de las fronteras de Alemania. Los millones de asesinados por los nazis, principalmente judíos, gitanos, homosexuales y opositores políticos, están presentes en la memoria colectiva de una sociedad que, todavía hoy, soporta sobre sus hombros, como puede, el peso de su historia.

Por todo el país y más allá, cuadriculadas Stolpersteine cubren las aceras, de manera evidente en los barrios donde, hasta el estallido del conflictoresidía más población judía. El nacimiento de las Stolpersteine, actualmente más de 35.000 en pueblos y ciudades de Alemania, Polonia, Austria y los Países Bajos entre otros, se remonta a los primeros años de la década de los 90; un elemento sencillo con el cual el artista Gunter Demnig quiso devolver su nombre a todos aquellos que, para los nazis, sólo fueron números. La iniciativa no estuvo exenta de polémica, en sus inicios, pero aún así el proyecto de las Stolpersteine avanza imparable, y está previsto llevarlas incluso más allá de las fronteras de Europa.

Los grandes memoriales en la capital

En Berlín, tres grandes memoriales merecen formar parte de este capítulo, todos ellos situados muy cerca de la Puerta de Brandenburgo y del Reichstag, el Parlamento federal. En 2005 se inauguró el Memorial por los judíos asesinados en Europa, una superficie cubierta por 2.711 estelas de hormigón formando estrechos, largos pasillos. Los visitantes están invitados a adentrarse en ellos y dejarse llevar por las angustiosas sensaciones que provoca su puesta en escena. Uno de los episodios más controvertidos acerca de su construcción, por cierto, nos traslada a la capital financiera de Alemania, Frankfurt. Allí tiene su sede Degussa, empresa que en el año 2003 recibió el encargo de proveer el material con que se protegería la superficie de las estelas. El escándalo fue mayúsculo al descobrirse que, en los años 40, una filial de Degussa había producido el gas Zyklon B con el que los nazis asesinaron a miles de personas en las cámaras de gas.

Algunas imágenes de este memorial, y de los que vienen, pueden verse en este álbum: http://www.flickr.com/photos/itineri/tags/memorials/

El Memorial para los homosexuales perseguidos por el nazismo fue inaugurado en el año 2008. Se trata de una cámara herméticamente cerrada, al interior de la cual se puede acceder solo visualmente, a través de una pequeña ventana. Al otro lado del cristal, diversas imágenes de parejas del mismo sexo en actitud cariñosa buscan trasladar al espectador un mensaje de tolerancia y respeto a la diversidad.

Finalmente, en octubre de 2012 se ha inaugurado el Memorial por los gitanos asesinados por el nacionalsocialismo. El Gobierno Federal acordó, en 1992, la construcción de un espacio de homenaje para aquella comunidad. Con todo, ciertos desencuentros entre los políticos y las asociaciones de gitanos de Alemania han ido atrasando el proyecto, hasta ahora. El memorial está situado en el extremo nordeste del Tiergarten, en un terreno cedido por el gobierno regional de Berlín, a la sombra del Reichstag.

¡Gracias a la periodista de la agencia EFE-Berlín Elena Garuz, por esta pieza informativa sobre la inauguración del memorial por los gitanos asesinados por el nazismo!

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

30 calles imperdibles de Berlín

Berlín, 28 de octubre de 2013
INFO@itineri.de

El visitante llega a Berlín convencido de que pisará una ciudad. Se equivoca de lleno: podrá ver 12.

En 2001, una reforma política creó 12 distritos después de fusionar los que, durante la guerra fría, tenía la ciudad dividida (11 el sector oriental, 12 el occidental). Con aquella reforma se pretendió simplificar la estructura administrativa de la urbe reunificada y, secundariamente, iniciar un proceso de uniformización después de 40 años de muy desigual desarrollo de las dos ciudades. Hoy Berlín es una enorme conurbación de 3,5 millones de habitantes, que 24 años después de la caída del Muro sigue ofreciendo paisajes, arquitectónicos y humanos, bien diversos.

Sin duda existen tantas preferencias como individuos, pero en general los más jóvenes se decantan por el este de la ciudad, especialmente el barrio de Prenzlauer Berg (Pankow) y el distrito de Friedrichshain-Kreuzberg, antiguamente dos, que la reforma fusionó. Charlottenburg-Wilmersdorf, en cambio, es especialmente apreciado entre los berlineses de más edad. Acoge el bulevard preferido por los habitantes de la capital, Kurfürstendamm (Ku’damm para los locales), donde se respira un ambiente relajado y culturalmente uniforme. Entre los turistas, el principal objecto de deseo es Mitte. El distrito reúne los imprescindibles: la arquitectura prusiana de Unter den Linden, el enorme Tiergarten en pleno centro de la ciudad y el espectacular Sony Center de Potsdamer Platz, entre otros. También tienen su sede en este distrito las principales instituciones de gobierno de Alemania: el Bundestag y la Cancillería, así como buena parte de las embajadas extranjeras.

Cada distrito tiene sus calles y avenidas principales: Oranienstraße en Kreuzberg, Schloßstr. en Steglitz o Allee der Kosmonauten en la todavía no explorada turísticamente Marzahn. Los espectadores de la cadena RBB tuvieron ocasión de votar, por internet, por su calle preferida de la ciudad. De entre las 30 principales hay para todos los gustos, como no podía ser de otra manera en una urbe de las dimensiones y con la historia de Berlín. La lista la encabeza la avenida Ku’damm, en su día centro de ocio del antiguo Berlín Occidental. De entre las escogidas hay curiosidades, como la calle más corta de la ciudad, de 16 metros, o lo que hoy es una autopista, antaño un circuito en el que incluso se celebró un mundial de Fórmula 1, en 1959.

++¡A los lectores con conocimientos de alemán les recomendamos ver el programa!

30 – Eiergasse (Mitte-Nikolaiviertel)
29 – Oranienstraße (Friedrichshain-Kreuzberg)
28 – Auguststraße (Mitte)
27 – Sonnenallee (Neukölln)
26 – Adlergestell (Treptow-Köpenick)
25 – Kochstraße (Friedrichshain-Kreuzberg)
24 – Kantstraße (Charlottenburg-Wilmersdorf)
23 – Leipziger Straße (Mitte)
22 – Wilmersdorfer Straße (Charlottenburg-Wilmersdorf)
21 – Potsdamer Straße (Mitte)
20 – John-Foster-Dulles-Allee (Mitte)
19 – Köpenicker Straße (Treptow-Köpenick)
18 - Majakowskiring (Pankow)
17 – Kollwitzstraße (Pankow)
16 - Maybachufer (Neukölln)
15 – Oranienburger Straße (Mitte)
14 – Greenwichpromenade (Reinickendorf)
13 – Allee der Kosmonauten (Marzahn-Hellersdorf)
12 – Avus
11 – Kastanienallee (Mitte)
10 – Bernauer Straße (Mitte)
9 – Bergmannstr. (Friedrichshain-Kreuzberg)
8 – Schloßstr. (Steglitz-Zehlendorf)
7 – Havelchaussee (Charlottenburg-Wilmersdorf)
6 – Schönhauser Allee (Pankow)
5 – Straße des 17. Juni (Mitte)
4 – Karl-Marx-Allee (Friedrichshain-Kreuzberg)
3 – Friedrichstraße (Mitte)
2 – Unter den Linden (Mitte)
1 – Kurfürstendamm (Charlottenburg-Wilmersdorf)

Hablando de calles, os invitamos a ver este episodio de “Berliner Straßen – damals und heute” donde podréis constatar cómo han cambiado algunos rincones de la ciudad en los últimos años :)

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

Paseando bajo el Elba

Berlín, 1 de julio de 2013
INFO@itineri.de

Es una de las joyas que Hamburgo regala a sus visitantes: el Elbtunnel. En tiempos de su construcción se consideró una obra maestra de la ingeniería, lo que no sorprende si se tiene en cuenta que data de principios del siglo XX (1907-1911). Con su casi medio kilómetro de longitud y situado a unos 25 metros de profundidad, bajo el río Elba, el túnel de dos vías conecta Landungsbrücken, en el céntrico distrito de St. Pauli, con el de Steinwerder al otro lado del río.

El viejo túnel, nombre con el que los habitantes de Hamburgo se le refieren para diferenciarlo del que se construyó en 1975, con mayor capacidad y lógicamente más desarrollado tecnológicamente, es usado en la actualidad sobre todo por peatones y ciclistas. Paseando entre mosaicos y grabados, pueden atravesar el río en pocos minutos… y gratis. Los conductores, en cambio, deben abonar 2 euros por trayecto: a pesar de que los autos usan mayoritariamente el nuevo túnel, de cuatro carriles, los hay también quienes utilizan esta centenaria infraestructura por conveniencia logística.
A cada extremo del túnel hay cuatro ascensores de gran capacidad, los dos del medio sensiblemente más largos que los laterales y preparados para soportar pesos de hasta 10 toneladas.

Desde el año 2000 se celebra en el interior de este túnel una actividad original pero nada aconsejable para claustrofóbicos: una de los pocos maratones subterráneos del mundo. Por motivos de seguridad solamente pueden participar un máximo de 280 corredores, que dan 48 vueltas sobre los dos carriles de que dispone el túnel. Por desgracia para deportistas e interesados en general, desde 2010 la maratón no se ha podido celebrar por cuestiones técnicas, pero los organizadores esperan poder volver en 2014.
En 2003, el Elbtunnel fue declarado monumento protegido.

Imagen ascensor: Alter Elbtunnel in Hamburg (c) dirk@vorderstrasse.de CC BY
Imagen túnel: Alter Elbtunnel Hamburg (c) Wimox CC BY-SA

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

Allí, donde el “lejano Este”…

Berlín, 20 de mayo de 2013
INFO@itineri.de

Berlín es una ciudad diversa en su fauna humana como también urbana y urbanística. Tan diversa es que resulta imposible, claro, abarcar su variedad en una única visita de tres días. Y ojo: esta enriquecedora diversidad berlinesa va mucho más allá del clásico “Diferencias entre Berlín Occidental y Berlín Oriental”. Claro que el visitante que se toma el tiempo de recorrer la Karl-Marx-Allee y la Ku’damm percibe, aun teniendo poco backround histórico, las diferencias arquitectónicas, y finalmente conceptuales, que se ocultan tras el diseño de ambas arterias. Más allá de esta percepción primeriza, que muchos visitantes, concentrados en el eje Alexanderplatz-Unter den Linden-East Side Gallery-Checkpoint Charlie-Potsdamer Platz, no llegan a captar más que superficialmente, hay espacios que sorprenden incluso al más dispuesto a dejarse sorprender.

Marzahn es aquella zona de la capital que las guías turísticas desaconsejan a los visitantes. itineri.de no será menos y os recomendará que no la exploréis como si os encontrárais en pleno San Telmo bonaerense o en la Plaza Mayor madrileña, armados de las cámaras que fácilmente os identificarán como exploradores ocasionales. Con todo, tal como sucede en otras partes del mundo, adentrarse con la compañía de conocedores de la zona es una experiencia sumamente enriquecedora: para eso nos tenéis a nosotros, naturalmente.

Lo que hoy es un distrito marginal de la capital, Marzahn-Hellersdorf, tiene un corazón tan palpitante como aquel otro, en los alrededores de la actual Alexanderplatz, donde siglos atrás empezó todo. El pueblo a partir del qual nació el actual barrio está presidido por un molino sobre una pequeña colina, que contrasta con los gigantes Plattenbau de los setenta que lo rodean a cierta distancia. En una calle que es un suspiro se concentran la iglesia neogótica, la histórica casa que actualmente ocupa el restaurante “Marzahner Krug” y el Museo del distrito, antaño escuela del pueblo; pasearlo permite trasladarse mentalmente a una pedanía rural del noreste europeo medieval, a 30 minutos de la televisiva Alexanderplatz. Restaurado por completo pocos años antes de la caída del Muro, Alt-Marzahn es un pequeño tesoro, en el lejano Este, situadi allí donde los visitantes ocasionales son más que esporádicos. Os esperamos para mostrároslo, pero mientras tanto os invitamos a dar un paseo por la zona: http://www.flickr.com/photos/11873897@N08/sets/72157633480712870/

(c) itineri.de de todas las fotos de la web y álbums en flickr

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

“Mercadeando” por Alemania…

Berlín, 12 de marzo de 2013
INFO@itineri.de

Los mercados tienen enorme tradición tanto en España como en América Latina, pero países como Alemania no se quedan atrás. No en vano, también en este país necesitaban los campesinos y agricultores vender sus productos. Situados en lugares céntricos de las grandes ciudades, algunos de los que funcionaban siglos atrás siguen actualmente acogiendo a propios y extraños, a la caza y captura del manjar más exquisito. ¿Vamos?

Galería de imágeneshttp://www.flickr.com/photos/11873897@N08/sets/72157632980077234/

Marheineke es uno de los pocos mercados cubiertos que quedan en Berlín. Tres son los motivos por lo que recomendamos visitarlo: se pueden comprar productos de calidad, el edificio es bonito y en la calle donde se encuentra, Bergmannstrasse, existe una enorme variedad de restaurantes para todos los gustos (un buen motivo para acercarse a la zona, ¿verdad?). Con mucha historia a sus espaldas, el mercado celebra 121 años esta semana. La Segunda Guerra Mundial lo dejó en un estado lamentable, como a buena parte de Berlín, pero fue reconstruído en los años cincuenta y nuevamente modernizado en 2007. Se puede llegar con la línea U7 del metro (estación Gneisenaustraße). ¿Qué tal un paseíto para verlo? Adelante, adelante:

También recomendamos una visita al mercado turco de Neukölln. Todos los martes y viernes, decenas de comerciantes sitúan sus paradas en Maybachufer, entre el puente Kottbusserbrücke y la calle Schinkestraße: frutas, verduras, legumbres, también ropa y complementos, llenan esta parte de la orilla del Landwehrkanal desde media mañana hasta media tarde. Olores, colores y muchos productos seguramente poco conocidos, no en vano el mercado está situado en la frontera de los distritos de Neukölln y Kreuzberg, donde vive buena parte de los berlineses de origen turco.

Para conocer otros mercados que también se pueden visitar en Berlín, clicad en este enlace del periódico Morgenpost: http://static.apps.morgenpost.de/redaktion/grafiken/Wochenmarkt.pdf. También clicando aquí accederéis a información (en alemán) sobre otros mercados de la ciudad.

Naturalmente, los mercados no son exclusivos de Berlín. En Múnich, por ejemplo, es imprescindible conocer Viktualienmarkt: situado al aire libre, este mercado permanente está muy cerca de la céntrica Marienplatz, ocupando el mismo espacio desde hace algo más de 200 años. Hay unas 140 paradas que, de lunes a sábado, ofrecen entre otros productos típicos de Baviera. También en Hamburgo se puede ir al mercado: el Marktzeit tiene lugar todos los sábados, de 9.30 de la mañana a 14.30 horas en una antigua fábrica (antigua en “espiritu”, puesto que un pavoroso incendio, en 1977, obligó a reconstruirla por completo aunque, eso sí, se respetó su diseño original). Finalmente, en Frankfurt (am Main) está el Kleinmarkthalle, que abre de lunes a sábado desde las 8 de la mañana hasta media tarde (los sábados hasta las 16h).

Todos estos mercados, y otros, y también muchos edificios y monumentos más, los descubriréis con nuestros tours. No dudéis en contactarnos para informaicón, a la dirección de correo INFO@itineri.de!

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

Páginas:1234»
Logotipo de Pago estándar
Call me! - Ferran Porta: Desconectado
www.flickr.com
Elementos de itineri.de Ir a la galería de itineri.de