Buscando artículos etiquetados con " Transporte"

¿U-Bahn? ¿S-Bahn? Transporte público en Berlín

Berlín, noviembre de 2014
INFO@itineri.de

Moverse por Berlín en transporte público requiere únicamente dos cosas: un billete adecuado a las necesidades de cada uno, y un mapa. Eso sí: la red de metro y autobuses es tan extensa como lo es la ciudad en sí, de manera que conviene tener paciencia: pueden pasar un par de días hasta que el visitante ocasional se haga un plano mental de las líneas y entienda cómo moverse por el subsuelo, o la superficie, de la capital (a menos, naturalmente, que haya contratado los servicios de itineri.de para descubrir la ciudad).

De entrada, hay que diferenciar entre U-Bahn y S-Bahn. La U-Bahn (de Untergrundbahn, tren subterráneo) consta de 10 líneas y transcurre principalmente bajo tierra. Aún así, la mayor parte de la línea U1 circula por un viaducto, así como también algunos tramos de las líneas U2 y U3, entre otras. El servicio de metro lo gestiona la empresa BVG, que también se ocupa de los autobuses y tranvías de la capital. El símbolo que identifica a estas 10 líneas es una “U” de color azul. La lista completa de líneas se puede consultar clicando aquí (información en inglés).

Por su parte, la S-Bahn (Stadtbahn, ferrocarril urbano) dispone de 15 líneas que discurren por la capital mayoritariamente en superficie, si bien algunos tramos centrales lo hacen bajo tierra. Su símbolo es una “S” de color verde; clicando aquí es posible hacer uso (virtual) de un tren de la S-Bah. Hay que cerrar la puerta, pulsando el botón correspondiente, al llegar a una estación. De lo contrario, el convoy permanecerá parado 😉

Así pues, entre U-Bahn y S-Bahn, 25 líneas que cubren prácticamente toda la ciudad. Clicando aquí accederá al mapa completo de la red, en formato PDF. Además, naturalmente, autobuses (150 líneas, más 54 nocturnas. Si clica aquí podrá ver sus recorridos. Información en inglés) y también tranvías, 22 líneas que circulan básicamente por el antiguo Berlín oriental.

Por cierto, las estaciones del metro berlinés, como en la mayoría de líneas de U-Bahn y S-Bahn de Alemania, son de acceso libre. Naturalmente, hay que validar el billete en las máquinas correspondientes, pero es técnicamente posible acceder a los andenes sin pasar por ningún tipo de barrera. “Colarse” es mala idea, porque es un acto incívico y porque hay controladores: acceden a los vagones en pareja, pasando desapercibidos pues no visten uniforme; al cerrarse las puertas, piden sus billetes a los pasajeros. Si es necesario, acompañan a quienes descubren viajando “en negro” hasta el cajero automático más cercano, para hacer efectiva la multa correspondiente.

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

Allí, donde el “lejano Este”…

Berlín, 20 de mayo de 2013
INFO@itineri.de

Berlín es una ciudad diversa en su fauna humana como también urbana y urbanística. Tan diversa es que resulta imposible, claro, abarcar su variedad en una única visita de tres días. Y ojo: esta enriquecedora diversidad berlinesa va mucho más allá del clásico “Diferencias entre Berlín Occidental y Berlín Oriental”. Claro que el visitante que se toma el tiempo de recorrer la Karl-Marx-Allee y la Ku’damm percibe, aun teniendo poco backround histórico, las diferencias arquitectónicas, y finalmente conceptuales, que se ocultan tras el diseño de ambas arterias. Más allá de esta percepción primeriza, que muchos visitantes, concentrados en el eje Alexanderplatz-Unter den Linden-East Side Gallery-Checkpoint Charlie-Potsdamer Platz, no llegan a captar más que superficialmente, hay espacios que sorprenden incluso al más dispuesto a dejarse sorprender.

Marzahn es aquella zona de la capital que las guías turísticas desaconsejan a los visitantes. itineri.de no será menos y os recomendará que no la exploréis como si os encontrárais en pleno San Telmo bonaerense o en la Plaza Mayor madrileña, armados de las cámaras que fácilmente os identificarán como exploradores ocasionales. Con todo, tal como sucede en otras partes del mundo, adentrarse con la compañía de conocedores de la zona es una experiencia sumamente enriquecedora: para eso nos tenéis a nosotros, naturalmente.

Lo que hoy es un distrito marginal de la capital, Marzahn-Hellersdorf, tiene un corazón tan palpitante como aquel otro, en los alrededores de la actual Alexanderplatz, donde siglos atrás empezó todo. El pueblo a partir del qual nació el actual barrio está presidido por un molino sobre una pequeña colina, que contrasta con los gigantes Plattenbau de los setenta que lo rodean a cierta distancia. En una calle que es un suspiro se concentran la iglesia neogótica, la histórica casa que actualmente ocupa el restaurante “Marzahner Krug” y el Museo del distrito, antaño escuela del pueblo; pasearlo permite trasladarse mentalmente a una pedanía rural del noreste europeo medieval, a 30 minutos de la televisiva Alexanderplatz. Restaurado por completo pocos años antes de la caída del Muro, Alt-Marzahn es un pequeño tesoro, en el lejano Este, situadi allí donde los visitantes ocasionales son más que esporádicos. Os esperamos para mostrároslo, pero mientras tanto os invitamos a dar un paseo por la zona: http://www.flickr.com/photos/11873897@N08/sets/72157633480712870/

(c) itineri.de de todas las fotos de la web y álbums en flickr

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

“A” de aeropuertos (de Alemania)

Berlín, 26 de febrero de 2013
INFO@itineri.de

Las low cost ya no son lo que eran, pero aún así, la aérea continúa siendo una vía de coste razonable, y sobre todo práctica, para llegar a Alemania desde España (desde América Latina es algo más que práctica, aunque no sea especialmente barata). Hay otras, claro, como la ferroviaria o el vehículo particular, pero casi siempre será más caro y, desde luego, demandará mucho más tiempo de viaje. Quedémonos pues con la opción aérea y conozcamos las principales puertas de entrada a Alemania, en avión!

La capital, Berlín, vive desde hace años una estrafalaria historia relacionada con sus aeropuertos. Tras cerrar Tempelhof en 2008, quedaron operativos Tegel y Schönefeld. Se decidió que Tegel también se acabaría por cerrar, al mismo tiempo que Schönefeld ampliaría sus instalaciones, convirtiéndose en el único aeropuerto de la ciudad. A fecha de hoy, cuatro veces ha sido aplazada la inauguración del nuevo Schönefeld* (que llevará el nombre de “Berlin Brandenburg Internacional”) y el consiguiente cierre de Tegel. Madrid y Barcelona disponen de conexión directa con Berlín, con la compañía AirBerlin (a Tegel), y en el caso de Barcelona, al mismo aeropuerto también con Vueling (clicando aquí puede leer la nota de prensa sobre la inauguración de la línea entre Berlín y Madrid, que se acaba de inaugurar). Otras ciudades españolas tienen también vuelos a Berlín, pero siempre con escala. En el caso de América Latina, la mayoría de vuelos con destino Alemania llegan al país a través del aeropuerto de Frankfurt, el de mayor tráfico aéreo.

El aeropuerto de Tegel está situado dentro de Berlín (zona AB de las tarjetas de transporte público), mientras que Schönefeld queda fuera de los límites de la ciudad, en el vecino land de Brandenburgo (zona C). Desde Tegel toma 20 minutos de autobús llegar a Zoologischer Garten (líneas X9 y 109), y 30 hasta Alexanderplatz (línea TXL). A esta plaza se llega, desde Schönefeld, en solamente 20 minutos a bordo de un tren regional (RE7 o RB14), más de media hora en cambio si se toma una S-Bahn, teniendo en cuenta, además, que con este medio hay que cambiar de tren en Ostkreuz o en Warschauer Straße.

Ambos aeropuertos, sumados, recibieron 25 millones de pasajeros en 2012 (Madrid-Barajas 45 millones, Ezeiza en Buenos Aires 9 millones, y 29 millones el aeropuerto de la Ciudad de México).

La segunda ciudad alemana en número de habitantes es Hamburgo. Situada a sólo 1.30h de distancia de Berlín en tren, su aeropuerto está conectado con la estación central de la ciudad mediante la línea S1 de la S-Bahn, la red de cercanías. El trayecto toma unos 25 minutos. También el autobús es una opción a considerar (líneas 26, 39, 274 y 292). Otros aeropuertos eventualmente interesantes para llegar a Hamburgo son los de Lübeck, que dispone de conexión con el centro de Hamburgo en autobús (línea A20), y el de Bremen, que dispone igualmente de conexión con Hamburgo a través de la empresa bus2fly (el trayecto dura 90 minutos).

El aeropuerto de Múnich está conectado con la Hauptbahnhof (estación central) de la ciudad, con las líneas S1 y S8 de la red de S-Bahn. Con ambas líneas, el recorrido toma entre 40 y 45 minutos, y desde la misma estación central es muy sencillo desplazarse por el resto de la ciudad, con otras líneas de S-Bahn o bien con la U1, U2, U4 y U5 del metro. A la capital bávara se puede llegar también desde el aeropuerto de Memmingen: aun estando a 110 kilómetros de Múnich, Ryanair ofrece conexión por autobús entre el aeropuerto y el centro de Múnich. A Memmingen llegan vuelos desde Alicante y Málaga, entre otras ciudades españolas.

Finalmente, el aeropuerto de Colonia (oficialmente, “Köln/Bonn”) es accessible al y desde el centro de la ciudad con la línea S13 de la S-Bahn. El trayecto dura solamente unos quince minutos. Para ir al aeropuerto desde la Hauptbahnhof (estación principal), situada muy cerca de la famosa Catedral, hay que tomar el S13 hacia Troisdorf.

Decidido, pues: ¡a Alemania, en avión! Antes de aterrizar, lo que corresponde es contratar los servicios de itineri.de, que es mucho más que contratar un simple tour. No dude en pedirnos información (INFO@itineri.de) y sabrá por qué le conviene descubrir Berlín, Múnich, Hamburgo y Colonia, entre otras ciudades, con nosotros: porque nuestros tours son buenos y porque nadie quiere que el desconocimiento del alemán le complique las vacaciones!

*Al futuro nuevo aeropuerto de Berlín le hemos dedicado dos artículos: Berlin Brandenburg International y BER, un aeropuerto que no despega.

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

La pequeña U55

Berlín, 10 de septiembre de 2012
INFO@itineri.de

Berlín inauguró en 2009 la línea más “esperada” de metro: la U55. El nombre es -sigue siendo- provisional, ya que el trayecto abierto al público aquel verano conectará en el futuro con la actual U5, que circula de Hönow a la céntrica Alexanderplatz. Cuando esta conexión sea efectiva, la nomenclatura U5 se adoptará para la línea completa. El estado actual de la línea (la existente y la proyectada) es el siguiente: en funcionamiento de Hönow a Alexanderplatz como U5, se está trabajando en el tramo de Alex a la Puerta de Brandeburgo, en funcionamiento el tramo entre la Puerta de Brandenburgo y la estación central de Berlín como U55. Está descartada la ampliación de la línea hacia el aeropuerto de Tegel (porque Berlín es sexy pero pobre y, sobre todo, porque Tegel cerrará, previsiblemente, en 2014).

La U55 es una línea muy corta, de 1,8 km ya que sólo dispone de tres estaciones: Hauptbahnhof, Bundestag (con acceso junto al Parlamento) y Brandenburger Tor, un must para los visitantes de la ciudad.

BER, un aeropuerto que no despega

Berlín, 14 de mayo de 2012
INFO@itineri.de

Dos veces se ha pospuesto ya la inauguración del futuro único aeropuerto de Berlín: en junio de 2010 se anunció que la apertura, prevista para noviembre de 2011, no tendría lugar hasta el 3 de junio de 2012; aquel día el aeropuerto de Tegel cerraría puertas para siempre, al mismo tiempo que Schönefeld se reconvertiría en el nuevo Aeropuerto Berlin Brandenburg – Willy Brandt (BER), ampliado con una nueva terminal y con capacidad para acoger hasta 27 millones de pasajeros al año.

Pero de manera absolutamente inesperada, los gestores del BER anunciaron el martes pasado que la inauguración se posponía de nuevo, esta vez sine die. El motivo han sido una serie de problemas detectados en el sistema de protección anti-incendios, que tendrá que revisarse por completo. Dolorosa sorpresa, este comunicado, más aún cuando 48 horas antes del anuncio, el mismo aeropuerto continuaba informando a empresas como itineri.de sobre su inminente apertura (“During the morning of 3 June the “Berlin Brandenburg Airport Willy Brandt”, abbreviated as BER, will open together with many new direct links to the German capital”, decían el domingo 6 en un e-mail). Hay que tener en cuenta que no se trata sólo de abrir las nuevas instalaciones con el nuevo nombre: el cierre previsto del aeropuerto de Tegel, aquel mismo fin de semana, había supuesto la reestructuración de muchos vuelos de y hacia Berlín, que se concentrarían en el flamante BER.

Los comerciantes han sido de los más afectados, tanto los de Tegel -que tenían previsto terminar su actividad el sábado 2 de junio por la noche-, com los del nuevo aeropuerto, que lo tienen todo a punto para empezar a ofrecer sus servicios el domingo 3, en una terminal… que por ahora continuará cerrada. Caos, y millones de euros perdidos. Naturalmente, el aplazamiento supone también un dolor de cabeza para los viajeros: aquellos con vuelos reservados para el 3 de junio y días posteriores, harán bien de confirmar con su compañía desde qué aeropuerto saldrá su vuelo. AirBerlin, por ejemplo, que hasta ahora opera desde Tegel, continuará allí después del 3 de junio, a pesar de que, obviamente, sus vuelos a partir de aquel día estaban previstos en el nuevo aeródromo.

Tanto el alcalde-presidente de Berlín, Klaus Wowereit, como el presidente del land de Brandemburgo, Matthias Platzeck, han estado en el ojo del huracán desde el día del anuncio del aplazamiento, no tanto por los cargos que ostentan en los respectivos gobiernos regionales, como por el hecho de que ambos son miembros del Consejo de Vigilancia que está haciendo el seguimiento de las obras. El mismo martes del anuncio, el presidente de la Cámara de Comercio de Berlín, Eric Schweitzer, dijo explícitamente que este nuevo aplazamiento debería tener “consecuencias personales”, si bien no nombró a nadie en concreto. Según Schweitzer, al “castigo” sufrido por la imagen de Berlín tendrá repercusiones económicas negativas.

Aún así, con itineri.de puede descubrir la ciudad y mucho más, una vez haya aterrizado en ella; nosotros continuamos con nuestro trabajo, con la finalidad de descubrirle la capital alemana en la mejor compañía y sin problemas de idioma. De hecho, ya no nos basta con mostrarle y explicarle la ciudad: ahora también le ofrecemos visitas guiadas a tres de sus museos estrella, en la Isla de los Museos! No deje de contactarnos para informarse, por mail o mediante este formulario.

Para saber más sobre los hechos que han llevado al aplazamiento de la inauguración del nuevo aeropuerto berlinés, puede consultar los siguientes enlaces:

FlyNews (en castellano): http://fly-news.es/aeropuertos/aplazada-la-apertura-del-aeropuerto-de-berlin-brandemburgo/
Premsa BER (en inglés): http://preview.berlin-airport.de/en/press/press-releases/2012/2012-05-08-safety-is-number-one-priority/index.php

Para los lectores con conocimientos de alemán, este es un fragmento de un programa emitido el jueves 10 de mayo en la televisión pública regional rbb. Incluye una corta entrevista con el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit:

Páginas:12»
Logotipo de Pago estándar
Call me! - Ferran Porta: Unknown
www.flickr.com
Elementos de itineri.de Ir a la galería de itineri.de