Buscando artículos etiquetados con " Múnich"

Marienplatz o el corazón de la ciudad

Berlín, abril de 2015
INFO@itineri.de

Toda urbe suele tener un centro bien definido. La excepción serían las conurbaciones urbanas que, por su extensión, y en el caso particular de Berlín también por su història, cuentan con diversos centros. Múnich, la capital bávara de rojizos techos, pertenece al grupo de ciudades cuyo corazón late sin competencia: Marienplatz, la plaza de María, se lleva los honores.

No en vano, en este punto se cruzan dos importantes e históricos ejes de la ciudad, este-oeste y sur-norte, que muchos años atrás concluían en la Altstadt, el “corazón” de Múnich. Los viajeros, en buena parte mercaderes que se acercaban a vender sus productos en el mercado, accedían a él a través de diversas puertas, tres de las cuales permanecen aún de pie: Karlstor al oeste, Sendlinger Tor al sur e Isartor al este. De otras, como Schwabinger Tor y Angertor, queda solamente el recuerdo en los libros de historia.

Dentro del perímetro delimitado por estos accesos, tres plazas ordenan un gran espacio reservado en buena parte a los peatones: Karlsplatz, Odeonsplatz y Marienplatz. Destaca en esta última el Neues Rathaus, el “Nuevo Ayuntamiento”, con el característico Glockenspiel que, a horas convenidas, congrega a decenas de curiosos a sus pies, deseosos de ver sus figuras danzantes moverse al sonido de las campanas (vídeo: http://youtu.be/T1x3GrJFoyA). Junto a él, el Altes Rathaus (Ayuntamiento Viejo), un edificio de raíces bien antiguas, actualmente Museo del Juguete. Y la imponente Mariensäule, claro, la Columna de María que, desde las alturas, observa impertérrita a locales y visitantes.

Mirando hacia el ayuntamiento, a mano izquierda por la calle Kaufingerstraße, más adelante llamada Neuhauser Straße, se accede a una de las puertas, Karlstor, la de Carlos. Al otro lado del arco reina, más bien caótica, la plaza que los muniqueses conocen con el nombre de Stachus. De vuelta a Marienplatz, pero esta vez hacia la mano derecha, bajando por Tal, llegamos a otra puerta: Isartor (foto). El nombre se lo da el río que atraviesa la ciudad y los espacios interiores de la puerta acogen actualmente el Valentin-Karlstadt-Museäm, dedicado a esta pareja de cómicos bávaros.

Y aún una puerta más, Sendlinger Tor, la que encontramos bajando desde Marienplatz por Sendlinger Straße. Resultó poco afectada por las bombas de la Segunda Guerra Mundial, aunque la puerta actual poco tiene que ver con la original, que fue construída probablemente en el siglo XIV. Mucho hay para ver en Múnich, pero sin duda Marienplatz y las calles que de la plaza irradian hacia los extremos, nos permitirán visitar imperdibles como la iglesia de San Miguel, la Frauenkirche o la espectacular Asamkirche (foto), uno de los ejemplos más destacados del barroco tardío del sur de Alemania.

¿Ganas de más Múnich? itineri.de os ofrece un fantástico tour a pie por el corazón de la ciudad, privado para el visitante y sus acompañantes. Mientras llega el día de la visita, no os perdáis una selección de imágenes de la ciudad – os invitamos a pasear por nuestro álbum de fotos a través de este enlace: http://www.flickr.com/photos/11873897@N08/sets/72157632046938785/

Seguidnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartid el artículo mediante los enlaces correspondientes!

El rey, loco, mandó construir un castillo

Berlín, 29 de julio de 2013
INFO@itineri.de

¿Quién no ha deseado alguna vez ver, de cerca, el impresionante castillo de Neuschwanstein? Su figura recortada entre parajes alpinos, verdes, ocres o blancos según la estación, se alza majestuosa al sur de Baviera, junto a la frontera con Austria. Sueño hecho realidad de un rey loco, que ni por asomo vería terminado.


Efectivamente, Luis II de Baviera vivió solamente 40 años, una vida corta, estrechamente ligada al compositor Richard Wagner desde el momento en que, con 16 años, el entonces príncipe escuchó sus operas Tannhäuser y Lohengrin. Luis sería entronizado el mismo día de la muerte de su padre, en 1864, con sólo 18 años. Su carácter “especial” le empujaría a ordenar la construcción de un castillo donde pudiese sentirse protegido de la gente de quien, reservado como era, a menudo quería alejarse.

Dos capítulos de su vida como monarca merecen especial atención: la derrota que sufriría Baviera en la guerra austro-prusiana de 1866, tras la cual se acentuaría el carácter retraído del rey, alejado cada vez más de las obligaciones inherentes a su cargo, y la frustrada boda con la princesa Sofia de Baviera, hermana de la emperatriz Sissi: después de varios aplazamientos ordenados por el propio rey, él mismo acabaría cancelando definitivamente la ceremonia.

Neuschwanstein empezaría a tomar forma en 1869, dominante sobre la región y construído a imagen de los castillos medievales aunque, eso sí, con todas las modernidades de la época: calefacción central, agua corriente e, incluso, conexión telefónica en parte de la construcción. Al poco de su muerte, acaecida en extrañas circunstancias en 1886, el castillo abriría sus puertas al público; desde entonces, más de 60 millones de personas han paseado por sus habitaciones.

:::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::     :::::

¿Le gustaría ver el castillo vía webcam? (con permiso de la cámara; ¡no nos hacemos responsables de su funcionamiento!). Clique aquí.

Le recomendamos fervorosamente el reportaje que puede ver abajo. Producido por la ZDF alemana, el programa repasa la vida de Luis II de Baviera a través de la historia de Neuschwanstein. Puede activar los subtítulos en inglés clicando sobre <cc>, en la parte inferior de los vídeos.

Ya sabe que ahora puede conocer Neuschwanstein con itineri.de, con una visita guiada que le ofrecemos desde Múnich. ¡No dude en contactarnos a INFO@itineri.de para más información!

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

Los colores de la Pascua

Berlín, 25 de marzo de 2013
INFO@itineri.de

La Semana Santa es una de las festividades tradicionales más celebradas en Alemania, que sin olvidar el significado religioso  que tiene para una parte de la ciudadanía, se ha convertido en un período festivo de especial seguimiento entre los niños: no sólo en Alemania sino en todo el espacio de habla germánica (Austria y parte de Suiza principalmente), y también en los Países Bajos, el conejito de Pascua punta y esconde coloridos huevos, que los más pequeños deben encontrar en casa o en los jardines. Sería el equivalente a Santa Claus en Pascua, en esta ocasión con el encargo de anunciar al mundo la resurrección de Jesús.

Si estos días pasea por Alemania, verá como ciertamente el conejito y los huevos de colores son omnipresentes. Múnich llegó incluso a disponer de un Museo del Conejito de Pascua (foto Wikipedia), aunque el centro cerró en 2005, pocos años después de la muerte de su fundador, Manfred Klauda.

En estas fechas, por toda Alemania se pueden encontrar mercados de Pascua. En Berlín, por ejemplo, en Alexanderplatz (este) y en Breitscheidplatz (oeste) están dos de los más conocidos. Incluso una hoguera se podrá vivir el sábado 30, a partir de las 18h, en los Jardines Britzer al sur de la ciudad. Vistas las temperaturas de este atípico final de marzo, ¡su calor será más que bienvenido!

Naturalmente, muchas otras ciudades alemanas ofrecen paradas en decenas de mercados, por todas partes. En Múnich es ya tradicional el Markt der Sinne, este año del 30 de marzo al 1 de abril, en la Praterinsel en medio del río Isar. En este enlace se pueden consultar algunos mercados en diversas regiones alemanas: http://www.ostern-in-deutschland.de/#.

Naturalmente, también la gastronomía forma parte de la festividad de estos días. En este enlace se puede acceder a numerosas recetas tradicionales (eso sí, en alemán).

Todo esto y mucho más lo aprenderá con nosotros:
itineri.de ofrece sus
servicios en Alemania!

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

“Mercadeando” por Alemania…

Berlín, 12 de marzo de 2013
INFO@itineri.de

Los mercados tienen enorme tradición tanto en España como en América Latina, pero países como Alemania no se quedan atrás. No en vano, también en este país necesitaban los campesinos y agricultores vender sus productos. Situados en lugares céntricos de las grandes ciudades, algunos de los que funcionaban siglos atrás siguen actualmente acogiendo a propios y extraños, a la caza y captura del manjar más exquisito. ¿Vamos?

Galería de imágeneshttp://www.flickr.com/photos/11873897@N08/sets/72157632980077234/

Marheineke es uno de los pocos mercados cubiertos que quedan en Berlín. Tres son los motivos por lo que recomendamos visitarlo: se pueden comprar productos de calidad, el edificio es bonito y en la calle donde se encuentra, Bergmannstrasse, existe una enorme variedad de restaurantes para todos los gustos (un buen motivo para acercarse a la zona, ¿verdad?). Con mucha historia a sus espaldas, el mercado celebra 121 años esta semana. La Segunda Guerra Mundial lo dejó en un estado lamentable, como a buena parte de Berlín, pero fue reconstruído en los años cincuenta y nuevamente modernizado en 2007. Se puede llegar con la línea U7 del metro (estación Gneisenaustraße). ¿Qué tal un paseíto para verlo? Adelante, adelante:

También recomendamos una visita al mercado turco de Neukölln. Todos los martes y viernes, decenas de comerciantes sitúan sus paradas en Maybachufer, entre el puente Kottbusserbrücke y la calle Schinkestraße: frutas, verduras, legumbres, también ropa y complementos, llenan esta parte de la orilla del Landwehrkanal desde media mañana hasta media tarde. Olores, colores y muchos productos seguramente poco conocidos, no en vano el mercado está situado en la frontera de los distritos de Neukölln y Kreuzberg, donde vive buena parte de los berlineses de origen turco.

Para conocer otros mercados que también se pueden visitar en Berlín, clicad en este enlace del periódico Morgenpost: http://static.apps.morgenpost.de/redaktion/grafiken/Wochenmarkt.pdf. También clicando aquí accederéis a información (en alemán) sobre otros mercados de la ciudad.

Naturalmente, los mercados no son exclusivos de Berlín. En Múnich, por ejemplo, es imprescindible conocer Viktualienmarkt: situado al aire libre, este mercado permanente está muy cerca de la céntrica Marienplatz, ocupando el mismo espacio desde hace algo más de 200 años. Hay unas 140 paradas que, de lunes a sábado, ofrecen entre otros productos típicos de Baviera. También en Hamburgo se puede ir al mercado: el Marktzeit tiene lugar todos los sábados, de 9.30 de la mañana a 14.30 horas en una antigua fábrica (antigua en “espiritu”, puesto que un pavoroso incendio, en 1977, obligó a reconstruirla por completo aunque, eso sí, se respetó su diseño original). Finalmente, en Frankfurt (am Main) está el Kleinmarkthalle, que abre de lunes a sábado desde las 8 de la mañana hasta media tarde (los sábados hasta las 16h).

Todos estos mercados, y otros, y también muchos edificios y monumentos más, los descubriréis con nuestros tours. No dudéis en contactarnos para informaicón, a la dirección de correo INFO@itineri.de!

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

“A” de aeropuertos (de Alemania)

Berlín, 26 de febrero de 2013
INFO@itineri.de

Las low cost ya no son lo que eran, pero aún así, la aérea continúa siendo una vía de coste razonable, y sobre todo práctica, para llegar a Alemania desde España (desde América Latina es algo más que práctica, aunque no sea especialmente barata). Hay otras, claro, como la ferroviaria o el vehículo particular, pero casi siempre será más caro y, desde luego, demandará mucho más tiempo de viaje. Quedémonos pues con la opción aérea y conozcamos las principales puertas de entrada a Alemania, en avión!

La capital, Berlín, vive desde hace años una estrafalaria historia relacionada con sus aeropuertos. Tras cerrar Tempelhof en 2008, quedaron operativos Tegel y Schönefeld. Se decidió que Tegel también se acabaría por cerrar, al mismo tiempo que Schönefeld ampliaría sus instalaciones, convirtiéndose en el único aeropuerto de la ciudad. A fecha de hoy, cuatro veces ha sido aplazada la inauguración del nuevo Schönefeld* (que llevará el nombre de “Berlin Brandenburg Internacional”) y el consiguiente cierre de Tegel. Madrid y Barcelona disponen de conexión directa con Berlín, con la compañía AirBerlin (a Tegel), y en el caso de Barcelona, al mismo aeropuerto también con Vueling (clicando aquí puede leer la nota de prensa sobre la inauguración de la línea entre Berlín y Madrid, que se acaba de inaugurar). Otras ciudades españolas tienen también vuelos a Berlín, pero siempre con escala. En el caso de América Latina, la mayoría de vuelos con destino Alemania llegan al país a través del aeropuerto de Frankfurt, el de mayor tráfico aéreo.

El aeropuerto de Tegel está situado dentro de Berlín (zona AB de las tarjetas de transporte público), mientras que Schönefeld queda fuera de los límites de la ciudad, en el vecino land de Brandenburgo (zona C). Desde Tegel toma 20 minutos de autobús llegar a Zoologischer Garten (líneas X9 y 109), y 30 hasta Alexanderplatz (línea TXL). A esta plaza se llega, desde Schönefeld, en solamente 20 minutos a bordo de un tren regional (RE7 o RB14), más de media hora en cambio si se toma una S-Bahn, teniendo en cuenta, además, que con este medio hay que cambiar de tren en Ostkreuz o en Warschauer Straße.

Ambos aeropuertos, sumados, recibieron 25 millones de pasajeros en 2012 (Madrid-Barajas 45 millones, Ezeiza en Buenos Aires 9 millones, y 29 millones el aeropuerto de la Ciudad de México).

La segunda ciudad alemana en número de habitantes es Hamburgo. Situada a sólo 1.30h de distancia de Berlín en tren, su aeropuerto está conectado con la estación central de la ciudad mediante la línea S1 de la S-Bahn, la red de cercanías. El trayecto toma unos 25 minutos. También el autobús es una opción a considerar (líneas 26, 39, 274 y 292). Otros aeropuertos eventualmente interesantes para llegar a Hamburgo son los de Lübeck, que dispone de conexión con el centro de Hamburgo en autobús (línea A20), y el de Bremen, que dispone igualmente de conexión con Hamburgo a través de la empresa bus2fly (el trayecto dura 90 minutos).

El aeropuerto de Múnich está conectado con la Hauptbahnhof (estación central) de la ciudad, con las líneas S1 y S8 de la red de S-Bahn. Con ambas líneas, el recorrido toma entre 40 y 45 minutos, y desde la misma estación central es muy sencillo desplazarse por el resto de la ciudad, con otras líneas de S-Bahn o bien con la U1, U2, U4 y U5 del metro. A la capital bávara se puede llegar también desde el aeropuerto de Memmingen: aun estando a 110 kilómetros de Múnich, Ryanair ofrece conexión por autobús entre el aeropuerto y el centro de Múnich. A Memmingen llegan vuelos desde Alicante y Málaga, entre otras ciudades españolas.

Finalmente, el aeropuerto de Colonia (oficialmente, “Köln/Bonn”) es accessible al y desde el centro de la ciudad con la línea S13 de la S-Bahn. El trayecto dura solamente unos quince minutos. Para ir al aeropuerto desde la Hauptbahnhof (estación principal), situada muy cerca de la famosa Catedral, hay que tomar el S13 hacia Troisdorf.

Decidido, pues: ¡a Alemania, en avión! Antes de aterrizar, lo que corresponde es contratar los servicios de itineri.de, que es mucho más que contratar un simple tour. No dude en pedirnos información (INFO@itineri.de) y sabrá por qué le conviene descubrir Berlín, Múnich, Hamburgo y Colonia, entre otras ciudades, con nosotros: porque nuestros tours son buenos y porque nadie quiere que el desconocimiento del alemán le complique las vacaciones!

*Al futuro nuevo aeropuerto de Berlín le hemos dedicado dos artículos: Berlin Brandenburg International y BER, un aeropuerto que no despega.

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

Páginas:12»
Logotipo de Pago estándar
Call me! - Ferran Porta: Unknown
www.flickr.com
Elementos de itineri.de Ir a la galería de itineri.de