Buscando artículos etiquetados con " Hamburgo"

Paseando bajo el Elba

Berlín, 1 de julio de 2013
INFO@itineri.de

Es una de las joyas que Hamburgo regala a sus visitantes: el Elbtunnel. En tiempos de su construcción se consideró una obra maestra de la ingeniería, lo que no sorprende si se tiene en cuenta que data de principios del siglo XX (1907-1911). Con su casi medio kilómetro de longitud y situado a unos 25 metros de profundidad, bajo el río Elba, el túnel de dos vías conecta Landungsbrücken, en el céntrico distrito de St. Pauli, con el de Steinwerder al otro lado del río.

El viejo túnel, nombre con el que los habitantes de Hamburgo se le refieren para diferenciarlo del que se construyó en 1975, con mayor capacidad y lógicamente más desarrollado tecnológicamente, es usado en la actualidad sobre todo por peatones y ciclistas. Paseando entre mosaicos y grabados, pueden atravesar el río en pocos minutos… y gratis. Los conductores, en cambio, deben abonar 2 euros por trayecto: a pesar de que los autos usan mayoritariamente el nuevo túnel, de cuatro carriles, los hay también quienes utilizan esta centenaria infraestructura por conveniencia logística.
A cada extremo del túnel hay cuatro ascensores de gran capacidad, los dos del medio sensiblemente más largos que los laterales y preparados para soportar pesos de hasta 10 toneladas.

Desde el año 2000 se celebra en el interior de este túnel una actividad original pero nada aconsejable para claustrofóbicos: una de los pocos maratones subterráneos del mundo. Por motivos de seguridad solamente pueden participar un máximo de 280 corredores, que dan 48 vueltas sobre los dos carriles de que dispone el túnel. Por desgracia para deportistas e interesados en general, desde 2010 la maratón no se ha podido celebrar por cuestiones técnicas, pero los organizadores esperan poder volver en 2014.
En 2003, el Elbtunnel fue declarado monumento protegido.

Imagen ascensor: Alter Elbtunnel in Hamburg (c) dirk@vorderstrasse.de CC BY
Imagen túnel: Alter Elbtunnel Hamburg (c) Wimox CC BY-SA

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

“Mercadeando” por Alemania…

Berlín, 12 de marzo de 2013
INFO@itineri.de

Los mercados tienen enorme tradición tanto en España como en América Latina, pero países como Alemania no se quedan atrás. No en vano, también en este país necesitaban los campesinos y agricultores vender sus productos. Situados en lugares céntricos de las grandes ciudades, algunos de los que funcionaban siglos atrás siguen actualmente acogiendo a propios y extraños, a la caza y captura del manjar más exquisito. ¿Vamos?

Galería de imágeneshttp://www.flickr.com/photos/11873897@N08/sets/72157632980077234/

Marheineke es uno de los pocos mercados cubiertos que quedan en Berlín. Tres son los motivos por lo que recomendamos visitarlo: se pueden comprar productos de calidad, el edificio es bonito y en la calle donde se encuentra, Bergmannstrasse, existe una enorme variedad de restaurantes para todos los gustos (un buen motivo para acercarse a la zona, ¿verdad?). Con mucha historia a sus espaldas, el mercado celebra 121 años esta semana. La Segunda Guerra Mundial lo dejó en un estado lamentable, como a buena parte de Berlín, pero fue reconstruído en los años cincuenta y nuevamente modernizado en 2007. Se puede llegar con la línea U7 del metro (estación Gneisenaustraße). ¿Qué tal un paseíto para verlo? Adelante, adelante:

También recomendamos una visita al mercado turco de Neukölln. Todos los martes y viernes, decenas de comerciantes sitúan sus paradas en Maybachufer, entre el puente Kottbusserbrücke y la calle Schinkestraße: frutas, verduras, legumbres, también ropa y complementos, llenan esta parte de la orilla del Landwehrkanal desde media mañana hasta media tarde. Olores, colores y muchos productos seguramente poco conocidos, no en vano el mercado está situado en la frontera de los distritos de Neukölln y Kreuzberg, donde vive buena parte de los berlineses de origen turco.

Para conocer otros mercados que también se pueden visitar en Berlín, clicad en este enlace del periódico Morgenpost: http://static.apps.morgenpost.de/redaktion/grafiken/Wochenmarkt.pdf. También clicando aquí accederéis a información (en alemán) sobre otros mercados de la ciudad.

Naturalmente, los mercados no son exclusivos de Berlín. En Múnich, por ejemplo, es imprescindible conocer Viktualienmarkt: situado al aire libre, este mercado permanente está muy cerca de la céntrica Marienplatz, ocupando el mismo espacio desde hace algo más de 200 años. Hay unas 140 paradas que, de lunes a sábado, ofrecen entre otros productos típicos de Baviera. También en Hamburgo se puede ir al mercado: el Marktzeit tiene lugar todos los sábados, de 9.30 de la mañana a 14.30 horas en una antigua fábrica (antigua en “espiritu”, puesto que un pavoroso incendio, en 1977, obligó a reconstruirla por completo aunque, eso sí, se respetó su diseño original). Finalmente, en Frankfurt (am Main) está el Kleinmarkthalle, que abre de lunes a sábado desde las 8 de la mañana hasta media tarde (los sábados hasta las 16h).

Todos estos mercados, y otros, y también muchos edificios y monumentos más, los descubriréis con nuestros tours. No dudéis en contactarnos para informaicón, a la dirección de correo INFO@itineri.de!

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

“A” de aeropuertos (de Alemania)

Berlín, 26 de febrero de 2013
INFO@itineri.de

Las low cost ya no son lo que eran, pero aún así, la aérea continúa siendo una vía de coste razonable, y sobre todo práctica, para llegar a Alemania desde España (desde América Latina es algo más que práctica, aunque no sea especialmente barata). Hay otras, claro, como la ferroviaria o el vehículo particular, pero casi siempre será más caro y, desde luego, demandará mucho más tiempo de viaje. Quedémonos pues con la opción aérea y conozcamos las principales puertas de entrada a Alemania, en avión!

La capital, Berlín, vive desde hace años una estrafalaria historia relacionada con sus aeropuertos. Tras cerrar Tempelhof en 2008, quedaron operativos Tegel y Schönefeld. Se decidió que Tegel también se acabaría por cerrar, al mismo tiempo que Schönefeld ampliaría sus instalaciones, convirtiéndose en el único aeropuerto de la ciudad. A fecha de hoy, cuatro veces ha sido aplazada la inauguración del nuevo Schönefeld* (que llevará el nombre de “Berlin Brandenburg Internacional”) y el consiguiente cierre de Tegel. Madrid y Barcelona disponen de conexión directa con Berlín, con la compañía AirBerlin (a Tegel), y en el caso de Barcelona, al mismo aeropuerto también con Vueling (clicando aquí puede leer la nota de prensa sobre la inauguración de la línea entre Berlín y Madrid, que se acaba de inaugurar). Otras ciudades españolas tienen también vuelos a Berlín, pero siempre con escala. En el caso de América Latina, la mayoría de vuelos con destino Alemania llegan al país a través del aeropuerto de Frankfurt, el de mayor tráfico aéreo.

El aeropuerto de Tegel está situado dentro de Berlín (zona AB de las tarjetas de transporte público), mientras que Schönefeld queda fuera de los límites de la ciudad, en el vecino land de Brandenburgo (zona C). Desde Tegel toma 20 minutos de autobús llegar a Zoologischer Garten (líneas X9 y 109), y 30 hasta Alexanderplatz (línea TXL). A esta plaza se llega, desde Schönefeld, en solamente 20 minutos a bordo de un tren regional (RE7 o RB14), más de media hora en cambio si se toma una S-Bahn, teniendo en cuenta, además, que con este medio hay que cambiar de tren en Ostkreuz o en Warschauer Straße.

Ambos aeropuertos, sumados, recibieron 25 millones de pasajeros en 2012 (Madrid-Barajas 45 millones, Ezeiza en Buenos Aires 9 millones, y 29 millones el aeropuerto de la Ciudad de México).

La segunda ciudad alemana en número de habitantes es Hamburgo. Situada a sólo 1.30h de distancia de Berlín en tren, su aeropuerto está conectado con la estación central de la ciudad mediante la línea S1 de la S-Bahn, la red de cercanías. El trayecto toma unos 25 minutos. También el autobús es una opción a considerar (líneas 26, 39, 274 y 292). Otros aeropuertos eventualmente interesantes para llegar a Hamburgo son los de Lübeck, que dispone de conexión con el centro de Hamburgo en autobús (línea A20), y el de Bremen, que dispone igualmente de conexión con Hamburgo a través de la empresa bus2fly (el trayecto dura 90 minutos).

El aeropuerto de Múnich está conectado con la Hauptbahnhof (estación central) de la ciudad, con las líneas S1 y S8 de la red de S-Bahn. Con ambas líneas, el recorrido toma entre 40 y 45 minutos, y desde la misma estación central es muy sencillo desplazarse por el resto de la ciudad, con otras líneas de S-Bahn o bien con la U1, U2, U4 y U5 del metro. A la capital bávara se puede llegar también desde el aeropuerto de Memmingen: aun estando a 110 kilómetros de Múnich, Ryanair ofrece conexión por autobús entre el aeropuerto y el centro de Múnich. A Memmingen llegan vuelos desde Alicante y Málaga, entre otras ciudades españolas.

Finalmente, el aeropuerto de Colonia (oficialmente, “Köln/Bonn”) es accessible al y desde el centro de la ciudad con la línea S13 de la S-Bahn. El trayecto dura solamente unos quince minutos. Para ir al aeropuerto desde la Hauptbahnhof (estación principal), situada muy cerca de la famosa Catedral, hay que tomar el S13 hacia Troisdorf.

Decidido, pues: ¡a Alemania, en avión! Antes de aterrizar, lo que corresponde es contratar los servicios de itineri.de, que es mucho más que contratar un simple tour. No dude en pedirnos información (INFO@itineri.de) y sabrá por qué le conviene descubrir Berlín, Múnich, Hamburgo y Colonia, entre otras ciudades, con nosotros: porque nuestros tours son buenos y porque nadie quiere que el desconocimiento del alemán le complique las vacaciones!

*Al futuro nuevo aeropuerto de Berlín le hemos dedicado dos artículos: Berlin Brandenburg International y BER, un aeropuerto que no despega.

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces correspondientes!

Quienes ya no están

Berlín, 16 de julio de 2012
INFO@itineri.de

En la fase de preparación de un viaje, pocas veces aparece un cementerio en una lista de “Lugares para visitar y cosas a hacer”. De todos modos, hay quien los considera espacios interesantes, merecedores de una visita. No sin razón; al fin y al cabo, muchos de ellos son preciosos jardines por los que pasear con tranquilidad, espacios poblados además de historias que en algún momento fueron, de las que tal vez podamos aprender algo.

Más de 200 son los cementerios que hay en Berlín, ocupando una superficie total aproximada de 1.000 hectáreas. Entre sus árboles y flores, sepulcros, lápidas, tumbas, inscripciones recuerdan los nombres y los años de vida de mujeres y hombres, niñas y niños. La mayoría desconocidos para los visitantes, pero entre ellos, aquí y allí, algunos bien conocidos: Brecht, Dietrich, Schinkel, quien fue arquitecto real de los Hohenzollern, o Kollwitz, artista alemana, símbolo del dolor procedente de los campos de batalla, ella que perdió a su hijo Peter, a los 19 años, en la Primera Guerra Mundial. Estos nombres, y decenas de otros, de escritores, de músicos, de personajes que han pasado a la historia, están allí, sobre los restos de quienes un día los llevaron, en alguno de estos cementerios por toda la capital.

Se puede encontrar información sobre los cementerios berlineses en la web friedhoefe-berlin.de.

También Hamburgo, Múnich y Colonia, las otras tres ciudades alemanas donde itineri.de ofrece visitas guiadas, tienen, naturalmente, cementerios que merecen una visita. El de Ohlsdorf, en Hamburg, con una superficie de cerca de 40 hectáreas, es el parque-cementerio más grande del mundo. Información sobre los cementerios de esta ciudad se encuentra en la web friedhof-hamburg.de. Por lo que respecta a Múnich, en esta web hay datos sobre sus camposantos, el mayor de los cuales es Waldfriedhof, segundo de Alemania en superficie. Finalmente, aquí se puede consultar la lista de los más de 50 cementerios de Colonia.

Desde el año 2001, Alemania celebra un “Día de los cementerios” (Tag des Friedhofs) cada tercer fin de semana de septiembre. Con esta iniciativa, que este año tendrá lugar los días 15 y 16, se persigue acercar a la ciudadanía estos espacios, apreciados por muchos por su belleza.

FOTO: Friedhof III der Jerusalems- und Neuen Kirche, Mehringdamm 21 (Berlín)

Sonidos desde el agua

Berlín, 9 de julio de 2012
INFO@itineri.de

Desde el año 2007, en 53° 32′ 29″ N, 9° 59′ 3″ O se está construyendo la que está llamada a ser una auténtica joya de la corona: la Elbphilharmonie. Las últimas previsiones apuntan a la temporada 2015/16 como la primera en la que la futura gran filarmónica de Hamburgo levantará el telón.

Elbphilharmonie

Situado entre el nuevo proyecto urbanístico que representa HafenCity y la mítica Speicherstadt, que acoge los históricos almacenes de cacao, tabaco y alfombras de la ciudad, el lugar donde se está construyendo la Elbphilharmonie convierte este futuro y emblemático equipamiento cultural en un elemento visible desde buena parte de la urbe. La nueva Philharmonie se convertirá así en una suerte de “faro musical” de Hamburgo, desde su privilegiada situación sobre las aguas del Elba.

Desde un punto de vista arquitectónico y de diseño, el edificio es obra del despacho Herzog & de Meuron. Tendrá una altura de 110 metros, 26 pisos, de manera que desbancará al hotel Radisson Blu como edificación más alta de la ciudad. La enorme cristalera que lo coronará estará formada por más de mil piezas rectangulares, cada una de ellas recubierta por una lámina que, intencionalidad diseñadora aparte, sirve para proteger el interior del edificio de los efectos del sol.

Echando la vista atrás hasta el momento en que se hizo público el proyecto, el proceso vital de la Elbphilharmonie ha sido cualquier cosa menos rápido y la fecha inicialmente prevista para su inauguración ha sido postpuesta en más de una ocasión. Parece, en todo caso, que 2015 será definitivamente el año de su puesta de largo. Por el camino habrán quedado los 323 millones de euros que se habrán pagado por su construcción (cuando el proyecto inicial hablaba de 77 millones).

Hasta que no llegue el momento de poder acceder y disfrutar de la acústica de la Elbphilharmonie, es el histórico Laeiszhalle, donde han actuado maestros como Richard Strauss e Igor Stravinsky, el lugar donde se celebran los mayores conciertos en Hambuego. Ambas instituciones, Laeiszhalle y Elbphilharmonie, compartirán la centralidad musical de la ciudad tan pronto el edificio aún en construcción inicie su actividad.

Imagen: Elbphilharmonie (c) mjaschy CC BY-SA

Enlaces y más

Para conocer el programa de conciertos y actos diversos en el Laeiszhalle: http://www.elbphilharmonie.de/events.en
Una imagen en directo de la Elbphilharmonie en construcción: http://www.hamburg.de/webcam/elbphilharmonie/

Finalmente, un vídeo con el que pasear por el antes, el ahora e incluso el después del emblema de Hamburgo. ¡A disfrutarlo!

Páginas:12»
Logotipo de Pago estándar
Call me! - Ferran Porta: Unknown
www.flickr.com
Elementos de itineri.de Ir a la galería de itineri.de