Buscando artículos etiquetados con " Dresde"

Colecciones Estatales de Arte de Dresden

Berlín, enero de 2015
INFO@itineri.de

Hace un tiempo vio la luz un ambicioso proyecto cultural, producto de la digitalización de una parte del fondo de las Colecciones Estatales de Arte de Dresden (en alemán, Staatliche Kunstsammlungen Dresden). Ya es posible dar un paseo virtual, en 3D, por las salas de la Galería de Pinturas de los Maestros Antiguos (Gemäldegalerie Alte Meister), algunas de la Bóveda Verde (Grünes Gewölbe) y la Colección de Porcelana (Porzellansammlung), entre otras. ¿Queréis empezar a impresionaros, antes incluso de poner un pie en la fantástica capital sajona?

¡Clicad aquí, pasead y disfrutad!

Las Colecciones Estatales de Arte de Dresden

Repartidas en diversos museos, las Colecciones Estatales de Arte de Dresden son el segundo de los 23 llamados “Faros culturales” del Este de Alemania. Su origen se encuentra en la “Cámara de Arte” (Kunstkammer), datada del siglo XVI, aunque fue bajo el reinado de Augusto el Fuerte (1670-1733) y de su hijo Augusto III (1696-1763) cuando recibieron un gran impulso. Las Colecciones se encuentran actualmente en estos museos:

la Bóveda Verde (Grüne Gewölbe)
la Colección de grabados, pinturas y fotografías (Kupferstich-Kabinett)
el Gabinete de Monedas (Münzkabinett)
la Cámara de Armas (Rüstkammer)
las Colecciones Etnográficas (Museum für Völkerkunde)
la Colección de Porcelana (Porzellansammlung)
el Mathematisch-Physikalischen Salon
la Galería de Pinturas de los Maestros Antiguos (Gemäldegalerie Alte Meister)
la Colección de esculturas (Skulpturensammlung)
la Galería de los Maestros Nuevos (Galerie Neue Meister)
la Colección de guiñoles (Puppentheatersammlung) y
el Museo de las Artes Decorativas (Kunstgewerbemuseum)

Aquí podéis ver la noticia (en alemán) sobre la puesta en marcha de esta maravillosa exposición virtual!

Seguidnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartid el artículo mediante los enlaces correspondientes!

Frauenkirche, el ave Fénix de Dresden

Berlín, 3 de junio de 2013
INFO@itineri.de

Es la joya de la corona del espectacular frontal barroco de Dresden: la Iglesia de Nuestra Señora, en alemán Frauenkirche. Ya desde las vías que llevan a la capital sajona destaca su blanca cúpula, envuelta de simbólicas edificaciones en negro como la católica Hofkirche y el Residenzschloss. Vista de cerca, curioso, la Frauenkirche recuerda un tablero de ajedrez, su blancura ligeramente manchada aquí y allá. La mezcla de piedras (areniscas) de la iglesia original, destruída en los estertores de la Segunda Guerra Mundial, y las utilizadas expresamente para su reconstrucción explica este fenómeno.

Sus orígenes se remontan a mediados del siglo XVIII. Prusia Oriental era el objetivo de miles de protestantes provenientes de Salzburgo, obligados a abandonar sus casas al negarse a convertirse al catolicismo. De camino hacia las lejanas tierras de Königsberg (hoy el exclave ruso de Kaliningrado), donde el emperador prusiano invitó a los expulsados a establecerse, una parte de los exiliados se quedó en Dresden. Los habitantes de la ciudad hicieron donativos para ayudar a sus “hermanos de religión”, dinero que finalmente serviría para financiar la construcción de la iglesia más simbólica y uno de los más destacados edificios de la capital sajona.

La basílica romana de San Pedro y la veneciana Santa Maria della Salute fueron la fuente de inspiración para concebir la Frauenkirche, cuya primera piedra se puso en 1726. Sus respectivas muertes hicieron que ni el arquitecto encargado de la construcción, George Bähr, ni tampoco quien era el príncipe elector de Sajonia en el momento de iniciarse la obra, Augusto el Fuerte, la pudiesen ver terminada, en 1743.

La iglesia tuvo que ser rehabilitada en diversas ocasiones, a lo largo de los más de 200 años en que se mantuvo en pie, hasta que a media mañana del 15 de febrero de 1945 su estructura, muy afectada por los bombardejos de los días 13 y 14, se desplomó. Para los habitantes de Dresden caía algo más que su iglesia más querida: desaparecía el último vestigio importante de su ciudad, arrasada por las bombas aliadas.

El gobierno de la República Democrática Alemana mantuvo los restos tal como quedaron, como memorial contra la guerra. No sería hasta haber caído el Muro de Berlín, y una vez completada la reunificación, cuando empezaría la reconstrucción de la Frauenkirche. En 1994 se puso la primera piedra y en octubre de 2005 se consagró la nueva iglesia, evangélica luterana. Desde entonces, la Frauenkirche vuelve a ser la reina indiscutible de esta ciudad, conocida como la “Florencia del Elba”, que desde itineri.de no podemos sino aconsejaros que descubráis: con mucho gusto os prepararemos un programa de visitas y, claro, un tour guiado por la impresionante capital sajona!

Os invitamos a visitar Dresden, de momento virtualmente, a través de la galería de imágenes de itineri.de: http://www.flickr.com/photos/itineri/sets/72157633529408591/

… y os recomendamos este fantástico reportaje, que muestra imágenes de la Frauenkirche original (min. 37 del vídeo), incluyendo un pequeño fragmento del último concierto del cual se conservan imágenes (17 de diciembre de 1944), así como de su reconstrucción, usando las piedras originales que no quedaron inservibles.

Un artículo que os recomendamos para saber más de la fascinante Dresden:
http://itineri.de/2012/08/colecciones-estatales-de-arte-de-dresden/

Puedes seguirnos en www.facebook.com/itineri.de y también en Twitter (@itineri_de), ¡y compartir el artículo mediante los enlaces inferiores!

13 de febrero, 9.45 de la noche

Berlín, 13 de febrero de 2012
INFO@itineri.de

Noche del 13 al 14 de febrero de 1945. Cuando la 2a. Guerra Mundial encara la recta final, la aviación aliada cose Dresden con bombas, con el resultado de 25.000 muertos y buena parte de la ciudad arrasada.

Mucho se ha escrito sobre los motivos que llevaron a las aviaciones norteamericana y británica a llevar a término aquel ataque, en aquella ciudad, en aquel momento. Algunos sostienen que los aliados quisieron “castigar” a Alemania por los años de sufrimiento causados en Europa y el mundo, mientras que para otros se trató de una demostración de fuerza, con la intención de minar la decreciente moral que reinaba entre los comandos nazis. Lo cierto es que ni la guerra estaba aún sentenciada, ni la elección de Dresden fue fortuita. El ejército rojo avanzaba hacia Berlín, donde acabaría entrando el 16 de abril. Los soviéticos necesitaban asegurarse de que Hitler quedara tocado al sur de la capital, y así fue: con el bombardeo quedó destruida el 70% de la industria de la ciudad, en parte dedicada a la guerra, además de numerosos equipamientos históricos y culturales, como la iglesia de la Frauenkirche, el Zwinger y la Semperoper.

Como cada 13 de febrero, también este año miles de personas han salido a las calles de Dresden, para recordar la efemérides y para hacer frente a los neonazis que, año tras año, aprovechan este aniversario para hacerse ver. Una mayoría aplastante de los habitantes de Dresden les recuerda, también año tras año, que fue la Alemania nazi la que empezó la guerra.

Dresden, hoy

La capital sajona merece, sin ninguna duda, una visita. Su Altstadt (ciudad vieja) ofrece edificios espectaculares y rincones imprescindibles: la Frauenkirche, como el ave fénix renacida de sus restos (imagen superior), es sólo uno de los muchos edificios que hay que ver por lo menos una vez. Pero hay otros, como el Zwinger y la Semperoper; también la Brühlsche Terrasse, que pasea a lo largo del Elba … Precisamente, este río que serpentea por Dresden da el nom de plume a la ciudad, conocida como la Florencia del Elba, y separa el barrio antiguo del nuevo. La Neustadt (ciudad nueva), con restaurantes, tiendas y espacios como el Kunsthofpassage, un pasillo de patios interiores con curiosas fachadas, también merece un paseo.

Oficina de Turismo de Dresden: http://www.dresden.de/dtg/en/index.php

Logotipo de Pago estándar
Call me! - Ferran Porta: Unknown
www.flickr.com
Elementos de itineri.de Ir a la galería de itineri.de